A pesar de todos los mitos que están dando vueltas acerca del consumo de agua, ya sea fría o a temperatura ambiente, lo cierto es que el aspecto que realmente influye en nuestra salud es la cantidad y calidad del agua que consumimos. En este sentido, es importan que sea natural, sin saborizantes artificiales y sin endulzantes.

Al contrario de todas estas explicaciones, hay médicos especialistas que recomiendan el consumo de agua fría sobre todo después de hacer ejercicio, porque regulariza la temperatura corporal (también hay que decir que otros médicos afirman que el consumo de agua fría obliga al cuerpo a gastar energía para calentarse y como consecuencia, se produce una pérdida de esa misma agua). También ayuda a perder peso corporal, ya que la temperatura del agua fría disminuye la del cuerpo, y éste gasta calorías para para volver a estabilizarla. A su vez, hidrata de forma mucho más rápida, ya que es absorbida con mayor rapidez por el torrente sanguíneo agilizando esta acción.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *